HARDCORE Y MEMORIA

Indonesian Hardcore Revival

Si hacemos un análisis y comparamos lo que ocurría en los años 80 en Estados Unidos y lo que ahora nos sucede, nos daríamos cuenta que,  realmente, las cosas no han cambiado mucho. Un mundo materialista, que  invade las mentes con ideas de consumismo, es el pan de cada día, inconformidades ante un sistema, que no ofrece oportunidades y que si las ofrece, son  acciones que van en contra de los  propios principios básicos, como lo son la  vida misma, acompañado de multinacionales que se apropian de los recursos, que ofrecen  alimentos envenenados. Inequidad y pobreza son algunas de las cosas que suceden mientras los medios masivos nos dibujan un universo de fantasía, donde la paz llegara pronto y la gente encontrará la tan anhelada felicidad en el simple hecho de cumplir su “deber moral”: trabajar  duramente por los sueños de una empresa y en el mismo sentido su desarrollo como persona: posesión de una casa, carro , beca , perro y autos. Es un mundo hermoso el que vivimos, los que manejan la información son quienes nos mantiene en un aire irónico y descarado, volviéndonos seres inertes, insensibles y artificiales.

Sin embargo, en medio de estos falsos mundos, la música ha sido la flor de loto, refugio de soñadores e inconformes con ansias de ser escuchados y, realmente, no es la música comercial de agrupaciones que son prototipo de una sociedad mediocre y vacía, sino por el contrario, es la posibilidad de crear, de marcar una idea y un movimiento que nutra y de la posibilidad de sobrevivir en este universo. El HARDCORE,  nace de esta forma hacia los años 80 con un presidente que en ese entonces era Ronald Reagan y su  mundo de mentiras, éste surge con sonidos simples, cortos letras contundentes, pero sobre todo con la idea de lo que para ellos representa la sociedad, el consumismo y la capacidad que tenemos como seres humanos de crear, de construir y de sembrar a partir de nosotros mismos, un HTM o hazlo tu mismo que no permite que nadie manipule las ideas, las palabras y las acciones.

Aquí un poco de lo que será el análisis por este tiempo de esta comunidad urbana, donde lo que buscaremos será crear un ambiente de discusión, reflexión y memoria en torno al movimiento que se mantiene vivo al igual que el sistema en el que nació. Ahora queda reflexionar sobre él y definir si seguimos en lo mismo, o si por el contrario seguimos resistiendo con la música. Porque si muchos lo cantan debe ser que algo sucede y no simplemente entretiene, sino que mueve almas. Debe ser que  su profundidad es inmensa.

Por eso comenzamos con este documental AMERICAN HARDCORE, un poco de memoria para empezar el dialogo.

¿Y tu que sabes del Hardcore?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s