anotaciones sobre derechos de autor en Colombia.


Con todo lo que ha sudedio y esta sucediendo con los derechos de autor  . Recorde un articulo que un amigo había escrito, el cual explicaba su precepcion sobre lo que es SAYCO . Aqui se los comparto.

Juan Carlos García de Sayco, se refiere al suceso ocurrido en el concierto de la banda ‘Aerosmith’. Ricardo Leyva, promotor del evento.

http://www.wradio.com.co/playermini.aspx?id=1574561

“Cuando el rio suena, piedras lleva” ”:

anotaciones sobre derechos de autor en Colombia


Artículo escrito por: Cristian D. Rubiano, para ThirdWorldBeats. 31/1/2011.


Colombia hoy por hoy esta incluida en el top 10 a nivel mundial según la UNCTAD, entre los países en desarrollo con mayor exportación musical, alcanzando una participación de 1.43% de ese mercado. El DANE en el 2007 revelo en su informe sobre La Cuenta Satélite de Cultura, que el sector cultural le aporta el 1,78% al total del PIB (producto Interno bruto), encontrándose el sector musical en la categoría de ““esparcimiento, servicios culturales y recreativos”, el cual según el DANE es el sector que más aporta en el espectro cultural. Resultando obvio lo importantísimo del sector musical en Colombia, cualquiera podría intuir que detrás de tal éxito, existe un gran desarrollo y fortaleza estructural ya se estatal o privada, que mantiene organizado y en constante crecimiento este sector.

Pues si bien se indaga con profundidad en el tema, la verdad que se revela es que el sector musical en Colombia se ha levantado desde su misma génesis los artistas, sin el apoyo real del Estado y de la empresa privada. Pero claramente el sector musical presenta un atrasó inmenso en cuanto a su fiscalización, fomento y  legislación. Es lógico pensar que el sector musical por su misma composición requiere de inmensos capitales para su funcionamiento, lo cual le atribuiría al sector privado una responsabilidad casi inherente a la existencia de este sector, en el caso Colombiano esto resulta ser una falacia ya que muchas veces el sector privado parece ir en contra del desarrollo del sector musical, apoyado gravemente por la actuación del Estado.

Hay que referirse en especial al grupo de entidades privadas que garantizan que las regalías originadas por ejecuciones publicas y reproducción de música, que seguramente en este país son las formas en que la mayoría de artistas obtienen beneficio de sus creaciones, ya que por venta de discos es reducida por el alto costo que esto significa tanto para artista como para usuarios, sin olvidar los efectos adversos de la piratería. El siguiente articulo tiene como objetivo hacer un “paneo” general al trabajo que hacen estas entidades, que con nombre propio SAYCO-ACIMPRO se han posesionado en este negocio por mas de 20 años, resaltando casos y testimonios que nos hablan de la pobre y reprochable labor de esta entidad en pro de la música y la cultura.

Antecedentes

La Organización SAYCO (Sociedad de Autores y Compositores de Colombia) ACINPRO (Asociación Colombiana de Intérpretes y Productores Fonográficos), es una entidad privada rotulada como “sin ánimo de lucro”, que se ha dedicado durante más de 20 años a recaudar los dividendos generados por derechos de ejecución publica y reproducción, que pagan los establecimientos públicos, emisoras y empresarios en el país. La empresa tiene a su protección cerca de 1.700 intérpretes nacionales y cerca de 8 millones de obras musicales nacionales y extranjeras. Al igual sociedad con 25 productores fonográficos nacionales y extranjeros, como también con 65 entidades similares en todos los continentes.[1] Durante estos largos 20 años SAYCO-ACINPRO ha sido la única entidad que ha realizado esta labor, casi de forma monopolística en el país.

Pero los últimos 5 años SAYCO–ACINPRO ha tenido serias derrotas en los estrados judiciales, que han resquebrajado su monopolio de recaudo por derechos de autores, compositores, intérpretes y productores fonográficos, que según la abogada Yeny Rocío Suárez de SAYCO esta entidad posee el 98% del repertorio nacional e internacional.[2] Frente a este 98% avasallador, se podría afirma que esta entidad es responsable de distribuir regalías a todos los autores y compositores musicales en Colombia, responsabilidad magna y vital para el futuro de este sector.

Esta carga pero honorable labor asumida únicamente por esta entidad durante tanto tiempo, fue aligerada a través de la Sentencia C-509 de mayo de 2004 y C-424 de 2.005 de la Corte Constitucional, con la cual se abrió la posibilidad para que otras asociaciones de autores y compositores puedan hacer el recaudo por derechos de autor., empezando así el quiebre del monopolio que SAYCO – ACINPRO hasta ese momento habían tenido. El abogado Jorge Alfonso Garrido Abad quien interpuso una demanda contra el articulo 69 de la Ley 44/93 y por la cual se fallo la sentencia mencionada, afirmo:

“Entrar a recaudar con una entidad distinta a SAYCO o como autor era algo difícil porque existían conceptos del Gobierno Nacional que acogían todas las alcaldías, en el sentido de que ellos seguían siendo monopolio”[3].

Hay que aclarar que este fallo solo afecta las partes comprometidas, en este caso SAYCO-ACINPRO y ASDAYC siendo representante legal para esta ultima el abogado Jorge Garrido Abad. A pesar de esto los autores y compositores ahora tenían oportunidad de gestionar sus derechos patrimoniales de propiedad intelectual por medio de una empresa de libre escogencia. También el 15 de mayo de 2008 el Juzgado Cuarto Civil Municipal de Pereira, el cual tiene implicación nacional, le ordeno a SAYCO-ACINPRO retirar de todas las cuñas que transmitía a través de Caracol, el mensaje que habla de su exclusividad en Colombia para cobrar derechos de autor.[4]

Los Golpes

El siguiente golpe se dio el 30 de Octubre de 2008, cuando la Sala plena del Tribunal Contencioso Administrativo del Risaralda, anuló la palabra SAYCO-ACINPRO de varios decretos expedidos por la Alcaldía de Pereira, considerando que no son las únicas asociaciones que pueden expedir el paz y salvo de derechos de autor para efectos de la realización de conciertos y eventos públicos.[5]

“Según el Corporado, al reverso de sus cuentas de cobro se lee lo siguiente:

  • Las administraciones locales pueden expedir paz y salvo de derechos de autor a los empresarios en el momento de realizar un concierto en su respectivo municipio, aunque los permisos no hayan sido otorgados por SAYCO y ACINPRO.
  • También se faculta para hacer el cobro, la Asociación de Autores y Compositores, ASDAYC, que cobra unas tarifas más económicas.”[6]

La demanda fue interpuesta por el anterior mencionado abogado Jorge Alonso Garrido Abad, contra los Decretos 474 de 1.991 y 088 de 1.993 expedidos por la Alcaldía de Pereira, debido a que se le imponía a los empresarios que realizaran conciertos en la ciudad, el pago de los  derechos de autor a SAYCO-ACINPRO. Sin embargo según jurisprudencia de la Corte Constitucional esas entidades no son las únicas que pueden cobrar derechos de autor en Colombia, razón por la cual tal situación, vulneraba la ley y la constitución. El Tribunal Contencioso Administrativo de Risaralda, avaló la tesis del abogado demandante y expresó:[7]

“La nulidad que aquí se declara se refiere a la imposibilidad jurídica de que el paz y salvo aludido en el acto demandado se refiera explícitamente a la Organización SAYCO-ACINPRO, pues en esta materia no puede el municipio implantar un monopolio que a todas luces carece de sustento legal”[8].

A la Decisión del Tribunal se suman otros fallos adversos a SAYCO-ACINPRO a lo largo del territorio colombiano entre 2008-2010, dictados por la Corte Constitucional y Altos Tribunales. Ejemplos de esto son la tutelas masivas por parte de 35 comerciantes de Rionegro (Antioquia), por imponer el precio a pagar a sabiendas que esa imposición es ilegal, porque ese precio debe concertarse con el usuario.[9] La Ley 23 de 1982 en su Artículo 73 establece que la tarifa debe ser concertada y solo puede ser aplicada a las personas hayan firmado un contrato con esa entidad.

Y es que el tema de las Tarifas que ha venido imponiendo SAYCO donde el único veedor son ellos mismos, han habido abusos al ser estas impuestas de forma unilateral por parte de la entidad. En algunas ciudades la tarifa mensual está estipulada en unos $20.000 pesos, pero por vía de imposición unilateral se cobraban hasta $200.000.  Los últimos fallos frente a este aspecto que ha hecho la Corte Constitucional y los reveses judiciales dentro de los últimos 3 años han confirmado que las tarifas que han venido cobrando de manera unilateral son ilegales y que, existen unas tarifas legales muy económicas a las que se pueden acoger los comerciantes en caso de no tener un contrato con SAYCO. [10]

Ejemplo de esto son 2 tutelas falladas a favor de los comerciantes de ciudades tales como Barranquilla, y otras en Cartagena, Medellín, Bogotá que demuestran un creciente interés entre los comerciantes por informarse acerca de los derechos que poseen frente a este tipo de entidades y tipo de recaudo. La providencia del Consejo de Estado indica que: “Ninguna de las partes está autorizada para señalar a su antojo el valor de las tarifas. Las tarifas se establecerán mediante la celebración de contratos entre los autores o las asociaciones de autores y los usuarios o las organizaciones que les representan, vale decir organizaciones de usuarios”.[11]

Algo insólito en cuanto a las tarifas y recaudos de SAYCO en eventos sin animo de lucro donde ni el artista y el productor reciben un peso, es que puede cobrar por los artistas asociados a esta entidad que allí se presenten, para lo cual SAYCO debe presentar de forma clara pruebas que indiquen su posesión sobre los derechos de determinado artista. Para evitar este tipo de recaudos la agrupación o artista que se presente tiene que renunciar a estos derechos de recaudo, información que supuestamente esta entidad debe exigir, cosa que SAYCO dice no es su obligación, sino que es al artista quien le corresponde informar a SAYCO.

Un ejemplo de lo ambiguo de este proceso es lo que sucedió con la organización cultural Subterránica, la cual organizo la noche del 22 de Enero un concierto en Bbar, que entre su repertorio incluía la banda bogotana IZZI. Allí llegaron, dos funcionarios de SAYCO cobrando dinero por la presentación de esta banda, que según los funcionarios es socia de la editora Peer Music, que presuntamente tiene relación directa con SAYCO. Los funcionarios no quisieron aceptar la carta de renuncia de los derechos de ejecución de la banda, cosa totalmente ilegal, ya que como lo consagra la Ley los derechos sobre la música son propiedad única y exclusiva del autor, permitiendo a este decidir sobre si quiere o no hacer recaudación sobre estas mismas. [12]

Este tipo de acciones obviamente no solo violan la ley, sino que van en detrimento de la música, artistas y organizaciones independientes, que son las que realmente construyen las escenas musicales en Colombia. Cabe recalcar que todas estas iniciativas independientes se nutren del bolsillo de quienes las crean, muchas veces simples amantes de la música, sin que reciban incentivos del Estado como esta consagrado en la constitución del 91; mucho menos reconocimiento por su trabajo, promoción cultural y fortalecimiento de la identidad social.

Organizaciones independientes promotoras de cultura como son Subterránica y Bogotá Ciudad Rock han anunciado que no invitaran a agrupaciones afiliadas a SAYCO a tocar en eventos, concursos, premiaciones, festivales o circuitos de rock que estos organicen, ni reproducirán o ejecutaran sus obras en los canales de difusión de las mismas, ya que la afiliación de los artistas a SAYCO constituye un gasto enorme y desproporcionado para poder gestionar su apoyo. La música independiente y la escenas alternativas se ven limitadas en el repertorio de artistas que pueden ser invitados a tocar, porque corren el riesgo de que llegue algún funcionario de SAYCO a aguar la fiesta, aun si se ha hecho el esfuerzo legal por evitar esto.[13]

Los Casos por Regalías

Pero si el tema de acerca de las tarifas y cobros es oscuro, nada que decir acerca del reparto de las regalías a artistas generadas por el cobro de estos derechos. Para nadie es un secreto que en Colombia vivir de la actividad musical es una utopía, con ejemplos claros de cantautores exitosos, que han llegado a otras latitudes y que tal vez después de 30 años siguen sonando, pero que hoy viven en la miseria ya que lo que sus creaciones han producido nunca les ha llegado a su manos.  Muchos de estos casos son de artistas que aun estando afiliados por ejemplo a SAYCO, enfrentan hoy este embate del destino y olvido. El diputado de la Asamblea Departamental de Risaralda Mario Marin Hincapie, en el año 2009 solicito a la a la Procuraduría General de la Nación, y la Contraloría General de la República, investigar a SAYCO y ACINPRO, en lo atinente a los recaudos que hacen por derechos de autor y compositor y su respectiva distribución de regalías, donde también se incluye a la DIAN en tal proceso investigativo.[14]

Y es que algunos de los ejemplos de esta realidad son el caso del maestro Jaime Agudelo, tres veces ganador de discos de oro por sus éxitos en los años 70 y 80 impuestos en países como Venezuela y España, vive a sus 80 años con su hija y nieto a merced a una pensión de 500.000 pesos mensuales. Afirma “No he recibido un peso de regalías desde que el señor Ruge entregó la Sociedad a nuestros verdugos: los editores y los productores fonográficos. En Venezuela, donde en mi época de apogeo vendí más de 700.000 copias, aún creen que yo soy millonario”[15], dice.

Antonio del Villar, varias veces ganador del premio al mejor compositor en Colombia y en México, y el único artista latino ganador del premio Alta Maestría, concedido por la Unión Soviética, asegura que hace 10 años no recibe un solo peso por intermedio de SAYCO. El último cheque que le llegó data de 1995 y fue por 16.000 pesos. Sin embargo, el pasado 24 de agosto se llevó una sorpresa: la firma Warner Chapell Music de México le anunció que tenía para él un cheque por 23.160 dólares, correspondientes a las regalías por la ejecución pública de sus obras durante los últimos siete meses.[16]

La Sociedad de Autores de ese país le hizo saber que otros recursos de regalías a su favor estaban retenidos allí, ya que SAYCO no está cumpliendo con los giros de los dineros que había captado en Colombia por la ejecución de obras de compositores mexicanos, en contravía del Acuerdo Internacional de Berna que regula, entre otros aspectos de los derechos de autor, las relaciones entre las sociedades gestoras.[17]

De otro lado, mediante Resolución número 117 de Junio 27 de 2005, la Dirección Nacional de Derechos de Autor (DNDA), impone una amonestación escrita a ACINPRO, por desbordar el objeto social y desconocer normas estatutarias y legales, ya que los recursos recaudados que tienen como fin sufragar gastos de Administración de la Sociedad, distribuir remanentes entre sus Asociados y desarrollar actividades de bienestar para los Socios, fueron destinados para otorgar préstamos a los empleados de la Institución, sin autorización de la Asamblea General, como son:

  • Pago adelantado de sueldos del Gerente General
  • Bonificaciones especiales a favor del Gerente General
  • Gastos de representación con anomalías contables
  • Préstamos a empleados para adquisición de vivienda, reparaciones locativas, calamidad doméstica, cancelación de hipotecas.[18]

Es inverosímil  la forma en que se ha ido desenmascarando la realidad detrás de la gestión que supuestamente hace SAYCO-ACINPRO por la defensa de los artistas en Colombia y la cultura,  que obviamente jamás habrían visto la luz sino es por la acción de personas particulares, que han sido victimas de las practicas poco honestas de estas entidades. De este silencio es cómplice a grandes luces el gobierno antes del 2007, el cual no había ejercido ningún tipo de fiscalización sobre esta entidad, que aunque privada, maneja en gran parte el destino de nuestro patrimonio artístico, lo cual debería incumbirle al Estado ya que en teoría este debe ser garante del fortalecimiento de la cultura y no ser cómplice de su detrimento.

Existe claramente una desinformación dentro de las escenas musicales, porque si bien en su imaginario las bandas nuevas creen que SAYCO es la única y mejor opción de defender sus derechos e intereses como autores, estos deberían tener en cuenta que unirse a SAYCO tiene un costo elevado y que además su actividad recaudadora en realidad esta diseñada a ser exitosa con bandas que tienen fama y reconocimiento por un amplio publico. Por otro lado, la repartición de regalías no es muy clara y sugiere por los casos anteriores, que el dinero recaudado no siempre resulta llegar a las manos de los artistas.

Retroceso

Aunque lo descrito anteriormente parezca a grandes rasgos una victoria en contra de las practicas despóticas de SAYCO-ACINPRO y su monopolio, el gobierno el año pasado dio un gran paso atrás dándole vía libre a la entidad para que siguiera con su reprochable conducta. A través de la Dirección Nacional de Derechos de Autor y su nuevo presidente Juan Carlos Monroy se expidió de forma irregular el decreto 3942 del 25 de Octubre de 2010, firmado y aprobado por el Ministro del Interior y Justicia Germán Vargas Lleras. Este decreto pasa por encima de las decisiones que pueda tomar el Consejo de Estado, Tribunal Andino y actúa en contravía de sentencias, leyes y normas vigentes.

El decreto de forma simple suprime las tarifas supletorias, o sea le da a SAYCO-ACINPRO la posibilidad de imponer el precio a los usuarios por el uso de obras, lo que significa un rotundo fracaso para quienes han luchado por establecer estas tarifas por medio de la negociación y elaboración de tablas tarifarias, que podrían soslayar la actitud autoritaria de esta enditad. Es un retroceso en materia de cultura, ya que al permitir a esta entidad imponer precios a establecimientos y emisoras sin ningún argumento legal que pueda refutar esta actitud, matando la posibilidad para organizaciones culturales independientes de acceder a artistas afiliados a SAYCO, por los altos costos que esto implica. También significa incrementar los precios de boletas para los conciertos, entrada a establecimientos nocturnos y por ultimo limitara el acceso a la cultura para aquellos que no tienen los recursos para asistir a eventos con animo de lucro, porque son pocos los que sobrevivan y sigan siendo libres.

Cabe decir que este decreto fue redactado por el antiguo jefe jurídico de SAYCO-ACINPRO, quien renuncio a este cargo para posesionarse como Director Nacional del derecho de Autor (DNDA). Pues bien frente a la ejecución de sus funciones la Procuraduría General de la Nación ha decidido investigar a su director, “por expedir una Circular para Jueces y Alcaldes, señalando que en los procesos judiciales y administrativos, las sociedades de gestión colectiva (SAYCO-ACINPRO), están exentas de probar que representan a los autores, situación que realmente no está contemplada en la ley.”[19]. El señor Monroy fue demandado frente a la procuraduría por el abogado Jorge Alonso Garrido Abad.

“Se demostró en todo este proceso, que los gremios estaban pésimamente mal asesorados, pues prefirieron consultar los conceptos no obligatorios del ente público dirigido por el ex jurídico de SAYCO-ACINPRO, que investigar por su propia cuenta, pues de haberlo hecho, hubieran descubierto que las tarifas legales no estaban suspendidas, pues el Consejo de estado negó la solicitud de  suspensión provisional de las mismas a SAYCO-ACINPRO“[20].

Cabe mencionar que SAYCO ya ha movido todo su ajuar de abogados en contra de esta cruzada que se ha iniciado contra su “buen nombre”. Entre estas una sanción de censura para el abogado Jorge Alonso Garrido Abad, quien asesora a organizaciones como ASDAYC, ACSDAIC y OGA, y que por todo lo anterior ha sido uno de los mas acérrimos denunciantes de las irregularidades en que ha ingerido esta entidad. “El Consejo Superior de la Judicatura Sala Jurisdiccional Disciplinaria, confirmo la decisión del Consejo Seccional de la Judicatura de Risaralda, en el sentido de imponer sanción de censura al abogado Jorge Alonso garrido Abad, tras hallarlo responsable de la falta contra el respeto debido a la administración de justicia contenida en el Artículo 50 de Decreto 196 de 1971, hoy articulo 32 de la ley 1123”[21].

Seria oportuno que el gobierno nacional revisara el Decreto mencionado, ya que claramente va en contra de otras disposiciones antes dictadas por la ley, que son el resultado de una campaña justa por desmantelar el poder desmesurado que posee esta entidad, la cual por los hechos antes comentados visiblemente ha aprovechado de su poder con la complicidad del estado. Aunque en este documento solo se enumeran algunos de los hechos escandalosos en los que se ha visto esta entidad, en Internet es posible encontrar un sin numero de artículos donde se citan fallos en contra de SAYCO-ACINPRO y otros casos como demandas y tutelas interpuestas contra esta entidad.

Por otro lado resulta suspicaz que el director de la DNDA hoy haya trabajado anteriormente para SAYCO-ACINPRO, y que poco tiempo después de estar en el cargo expida el decreto mencionado donde claramente se favorece a estas entidades. Recordemos que la DNDA es una entidad pública creada bajo el decreto  2041 de 1991. En el articulo 2 de este decreto se establece lo siguiente “A la Dirección Nacional del Derecho de Autor le compete el diseño, dirección, administración y ejecución de las políticas gubernamentales en materia de derechos de autor; llevar el registro nacional de las obras literarias y artísticas y ejercer la inspección y vigilancia sobre las sociedades de gestión colectiva de los derechos reconocidos en la Ley 23 de 1982 y demás disposiciones;”[22].

Cabe esperar que las razones por las cuales fue creada la DNDA sean cumplidas a cabalidad, y que el gobierno también a través de sus agencias fiscales controle la labor de este ente publico y de sus funcionarios, para que no retrocedan más de lo que ya lo han hecho en esta materia.

Opciones

Aunque la DNDA en su portal de internet a través del Comunicado N° 003 de 2010, afirma  “Que las únicas sociedades con reconocimiento de personería jurídica y autorización de funcionamiento otorgadas por la Dirección Nacional de Derecho de Autor para actuar legítimamente como sociedades de gestión colectiva, son las siguientes:

SAYCO (Sociedad de Autores y Compositores de Colombia): sociedad legitimada para gestionar y recaudar colectivamente por concepto de la ejecución pública de obras musicales.(…)

ACINPRO (Asociación Colombiana de Intérpretes y Productores Fonográficos): sociedad legitimada para gestionar y recaudar colectivamente por concepto de la comunicación pública de interpretaciones y fonogramas. (…)

EGEDA Colombia (Entidad de Gestión Colectiva de Derechos de Productores Audiovisuales de Colombia): sociedad legitimada para gestionar y recaudar colectivamente por concepto de la comunicación pública y reproducción de obras audiovisuales. (…)

CEDER (Centro Colombiano de Derechos Reprográficos): sociedad legitimada para recaudar, administrar y distribuir las remuneraciones provenientes del ejercicio del derecho patrimonial de reproducción de las obras literarias, cualquiera que sea el soporte en que estén contenidas. (…)“[23]

Existen otras asociaciones de autores también avaladas por la Ley para hacer el recaudo de derechos de autor o de prestar asesoría jurídica, como son ACIMCOL (Asociación de Autores, Compositores, Intérpretes y Músicos Colombianos), ASDAYC (Asociación de Autores y Compositores), OGA (Organización Garrido Abad), que aunque no tengan el aval de DNDA actúan de forma lícita. Estas opciones simplemente le dan oportunidad a autores, compositores, músicos de comparar precios, tipos de contrato, limitaciones o ventajas de estar con una o la otra, teniendo en cuenta que estas nuevas asociaciones llevan poco tiempo en el sector y que por el momento están ganando credibilidad, sin olvidar que su existencia anterior fue imposible gracias a la existencia de un monopolio protegido en parte por el mismo Estado. La competencia es necesaria para diversificar el sector musical y garantizar su crecimiento.

Es importante aclarar que las entidades anteriormente mencionadas son asociaciones de gestión colectiva y que no es necesario estar asociado a una para ejercer la recaudación por derechos de autor. La recaudación por derechos de autor también se puede hacer por medio de la gestión individual, lo cual fue consagrado por la Corte Constitucional a través de la Sentencia C–509 del 25 de mayo de 2004. La Corte Constitucional en sentencia C-833 del 10 de octubre de 2007, manifiesta que los titulares de derechos de autor y derechos conexos, pueden acogerse a formas de asociación distintas a las de gestión colectiva. Esto deja abierta la posibilidad para que autores se unan y conformen sociedades para defender sus derechos.

Aunque es difícil que autores y compositores que ya estén afiliados a SAYCO cambien de entidad ya sea porque con ellos han recibido beneficios o por simple tradición, es importante que las nuevas generaciones de autores y compositores se asesoren bien antes de iniciar un proceso con cualquier sociedad o asociación de recaudación de derechos de autor. Que a la hora de tomar una decisión piensen en que tipo de artista son y si en realidad es rentable invertir dinero en una entidad como esta, a cambio de nada, porque en síntesis afiliarse a una entidad de estas muchas veces resulta similar a tener una cuenta de banco sin dinero.

Hay que recordar también que el sector musical esta sufriendo ya hace unos años un cambio abismal, gracias a las nuevas tecnologías y al internet las cuales definitivamente cambiaran la forma de hacer, adquirir y disfrutar de la música. En Colombia existe un atraso en esta materia ya que por ejemplo entidades como SAYCO que viven y creen en un tipo de primitivismo musical, no aceptan ni tienen una legislación fundamentada teóricamente sobre el papel de internet en el cambio del sector musical. Por ejemplo frente a radios en internet que en su mayoría son aficionadas y no generan lucro alguno, SAYCO cobra una tarifa que ellos califican de mínima, ya que resulta difícil calcular la radiodifusión por internet.

Igualmente SAYCO no reconoce otros esfuerzos aceptados mundialmente para defender los derechos de autor como son las Licencias Creative Commons, ya que ningún asociado puede usar estas licencias porque han firmado un contrato donde esto les es prohibido. Es ridícula esta actitud ya que la función principal de esta licencias es regular y organizar los derechos de autor de acuerdo a la evolución de los medios digitales de difusión. Obviamente SAYCO no posee una legislación propia frente a estos cambios,  limitándose simplemente a prohibir y conservar su lucro intacto. Aunque este no es solo el caso de SAYCO y no es exclusivo de Colombia, es importante que todo ente que este relacionado con derechos de autor mire ejemplos de otros países donde seguramente el sector musical tiene un alto desarrollo, y donde estas licencias son aceptadas como en EE.UU y países europeos.

RECORDEMOS

  • SAYCO solo puede recaudar derechos de autor por las ejecuciones públicas de sus socios o canciones que estén registradas frente a la asociación, lo mismo para ACINPRO, pero en el área de reproducción.

  • Cualquier administración local pueden expedir paz y salvo de derechos de autor a los empresarios u organizadores de conciertos en su respectivo municipio, aunque los permisos no hayan sido otorgados por SAYCO y ACINPRO.

  • Los músicos son los únicos titulares de estos derechos y pueden renunciar a ellos en el momento en que lo decidan.

  • La recaudación por derechos de autor puede ser hecha por el mismo autor o titulares de derechos de obras artísticas o literarias, directamente o eventualmente  por medio de terceras personas que lo representen.  En todos los casos el acuerdo que lleven entre autor o titular de derechos y el usuario, por concepto de ejecución, representación, exhibición o explotación de cualquier obra protegida y donde exista un acuerdo económico concertado para su uso,  será la tarifa especificada en el acuerdo la que tenga validez, esto amparado en el articulo 73º de la Ley 23 de 1982.

 

 REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Diario del Otún. Sayco Acinpro ya no es monopolio”. En: http://fedecoter.blogspot.com/2008/11/sayco-acinpro-ya-no-es-monopolio-diario.html

Dirección Nacional de Derechos de Autor. “Comunicado Nª 003 de 2010”. En: http://www.derechodeautor.gov.co/htm/Eventos/eventos.htm, visitada 31 de Enero de 2011

EL Mundo. “Asdayc ganó fallo contra Sayco Acinpro”. En: http://jorgegarrido.blogsome.com/2008/06/07/asdayc-gano-fallo-contra-sayco-acinpro

FEDECODER. Gerencia de Sayco y Acinpro no asistió a la Asamblea Departamental de Risaralda”. En: http://fedecoter.blogspot.com/2009/11/gerencia-de-sayco-y-acinpro-no-asistio.html

Garrido Abad, Jorge Alonso. SAYCO-ACINPRO ataca hasta los carniceros de Colombia”. En: http://www.correvedile.com/sayco

Presidencia de la Republica de Colombia. Decreto 2041 de 1991. 29 de Agosto de 1991.

Revista Cambio. “Raponazo a los juglares”. En:  http://fedecoter.blogspot.com/2006/12/raponazo-los-juglares-investigacion.html

Szarruk, Felipe. “¿SAYCO con los músicos o contra los músicos?.  En: http://szarruk.lacoctelera.net/post/2010/10/28/sayco-con-m-sicos-o-contra-m-sicos

Szarruk, Felipe. “Organizaciones culturas anuncian que no incluirán más artistas vinculados a SAYCO”. En: http://szarruk.lacoctelera.net/post/2011/01/24/organizaciones-culturales-anuncian-no-incluiran-m-s-artistas


[1] FEDECODER, Gerencia de Sayco y Acinpro no asistió a la Asamblea Departamental de Risaralda”, en: http://fedecoter.blogspot.com/2009/11/gerencia-de-sayco-y-acinpro-no-asistio.html, visitada 31 Enero 2011

[2] Felipe, Szarruk, “¿SAYCO con los músicos o contra los músicos?,  en: http://szarruk.lacoctelera.net/post/2010/10/28/sayco-con-m-sicos-o-contra-m-sicos, visitada 31 de Enero de 2011

[3] EL Mundo, “Asdayc ganó fallo contra Sayco Acinpro”, en: http://jorgegarrido.blogsome.com/2008/06/07/asdayc-gano-fallo-contra-sayco-acinpro, visitada 31 de Enero de 2011

[4] ibid, visitada 31 Enero 2011.

[5] Diario del Otún, Sayco Acinpro ya no es monopolio”, en: http://fedecoter.blogspot.com/2008/11/sayco-acinpro-ya-no-es-monopolio-diario.html, visitada 31 de Enero de 2011

[6] FEDECODER, Gerencia de Sayco y Acinpro no asistió a la Asamblea Departamental de Risaralda”, en: http://fedecoter.blogspot.com/2009/11/gerencia-de-sayco-y-acinpro-no-asistio.html, visitada 31 Enero 2011

[7] Diario del Otún, Sayco Acinpro ya no es monopolio”, en: http://fedecoter.blogspot.com/2008/11/sayco-acinpro-ya-no-es-monopolio-diario.html, visitada 31 de Enero de 2011

[8] Ibid, visitada 31 Enero de 2011

[9] ibid, visitada 31 Enero de 2011

[10] FEDECODER, Gerencia de Sayco y Acinpro no asistió a la Asamblea Departamental de Risaralda”, en: http://fedecoter.blogspot.com/2009/11/gerencia-de-sayco-y-acinpro-no-asistio.html, visitada 31 Enero 2011

[11] Diario del Otún, Sayco Acinpro ya no es monopolio”, en: http://fedecoter.blogspot.com/2008/11/sayco-acinpro-ya-no-es-monopolio-diario.html, visitada 31 de Enero de 2011

[12] Felipe, Szarruk, “Organizaciones culturas anuncian que no incluirán más artistas vinculados a SAYCO”, en: http://szarruk.lacoctelera.net/post/2011/01/24/organizaciones-culturales-anuncian-no-incluiran-m-s-artistas, visitada 31 Enero de 2011

[13] Felipe, Szarruk, “Organizaciones culturas anuncian que no incluirán más artistas vinculados a SAYCO”, en: http://szarruk.lacoctelera.net/post/2011/01/24/organizaciones-culturales-anuncian-no-incluiran-m-s-artistas, visitada 31 Enero de 2011

[14] FEDECODER, Gerencia de Sayco y Acinpro no asistió a la Asamblea Departamental de Risaralda”, en: http://fedecoter.blogspot.com/2009/11/gerencia-de-sayco-y-acinpro-no-asistio.html, visitada 31 Enero 2011

[15] Ibid, visitada 31 Enero de 2011

[16]  Revista Cambio, “Raponazo a los juglares”, en:  http://fedecoter.blogspot.com/2006/12/raponazo-los-juglares-investigacion.html, visitada 31 de Enero de 2011

[17] Ibid, visitada 31 Enero de 2011

[18] FEDECODER, Gerencia de Sayco y Acinpro no asistió a la Asamblea Departamental de Risaralda”, en: http://fedecoter.blogspot.com/2009/11/gerencia-de-sayco-y-acinpro-no-asistio.html, visitada 31 Enero 2011

[19] Jorge Alonso, Garrido Abad, SAYCO-ACINPRO ataca hasta los carniceros de Colombia”, en: http://www.correvedile.com/sayco, visitada 27 Enero 2011

[20] Ibid, visitada 27 Enero 2011

[21] SAYCO, Boletín Jurídico Septiembre 2009”, en:  http://www.sayco.org/contenido/contenido.aspx?catID=453&conID=833&pagID=878, visitada 31 de Enero de 2011

[22] Presidencia de la Republica de Colombia, Decreto 2041 de 1991, 29 de Agosto de 1991, pp. 1.

[23] Dirección Nacional de Derechos de Autor, “Comunicado Nª 003 de 2010”, en: http://www.derechodeautor.gov.co/htm/Eventos/eventos.htm, visitada 31 de Enero de 2011

El maestro José Miguel Fernández Sastrón habla de su experiencia con el tema de los derechos de autor con la Sociedad General de Autores y Editores, SGAE, en España.

http://www.wradio.com.co/playermini.aspx?id=1575944

Anuncios

Un comentario el “anotaciones sobre derechos de autor en Colombia.

  1. yo soy una pequeña comerciante y no estoy de acuerdo con el costo tan alto de sayco y acimpro la suma de 458.000 . La cual cual nos obligan a pagar o si no lo hacemos nos quitan nuestros objetos de valor quisiera que acabaran con este monopolizacion a nivel nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s